Destacado

CAMPAMENTO DE VERANO 2017

This is the post excerpt.

Hola, ya estamos aquí. Después de un día de organización, ya estamos en disposición de poder enseñaros qué estamos haciendo aquí. Bueno, realmente son vuestros hijos e hijas los que, con una motivación fuera de lo normal, extraordinaria, están haciendo realidad lo que se ha programado para estos días.

Hemos repartido las habitaciones, habiendo primado los criterios de los alumnos. Por lo que todos contentos.

Conocimos los alrededores, los interiores, las dependencias, los campos de juego, la piscina, en fín … aquellos sitios que en este lugar, son para nosotros importantes.

Y hemos empezado las actividades: baloncesto, volley, balomando, rondi, piscina, talleres, todo lo que teníamos programado. Y os dejamos muestra de ello:

 

 

¡VAYA, LLEGÓ EL FINAL!

Pues es que aunque no nos guste, aunque le hayamos cogido gusto a esto de las actividades, los talleres, los juegos nocturnos, la fila interminable en el comedor, la ducha diaria “aunque no nos haga falta” como decía aquel, la lluvia, el sol, la noche, el día…, hoy era el último día.

Y vino con sorpresa pues, gracias a las posibilidades que nos ofrecía en el día de hoy nuestro campamento, hemos podido hacer el primer DUATLÓN de la historia de nuestro colegio. Efectivamente, a eso de las once se han formado los grupos y una vez hecha la “vuelta de reconocimiento”, cada uno se ha lanzado a correr por los terrenos marcados por la “organización” dentro del recinto para finalizar cada carrera en la piscina del centro en la que han tenido que nadar distancias acordes a las edades de cada grupo participante. Una experiencia que repetiremos, en la medida de lo posible, en años venideros.

La siesta la han dedicado nuestros chicos y chicas a empezar a hacer la maleta para que mañana no nos pille el toro.

Sin embargo, en los talleres nos hemos dedicado a preparar la fiesta de la noche. Y, mira, en eso están todavía nuestros chicos y chicas, bailando con los monitores y monitoras mientras el consejo de redacción y audiovisuales, como todas la noches, a veces madrugadas, nos dedicamos a redactaros estas “palabrillas” que esperamos os hayan completado, junto a las fotos subidas y los datos proporcionados por vuestros hijos, una información que haya resultado, cuando menos, amena.

Y esto ha sido todo. Gracias por habernos confiado durante estos días a vuestros hijos e hijas: hemos hecho todo lo posible por conseguir que fuesen felices. Hasta siempre.

Así han sido las cosas y así se las hemos contado.

 

DÍA AL REVÉS

Bueno, os lo decíamos ayer. ¡Vaaaaale, solo lo sugerimos! Pero hoy ha sido el día al revés. No os penséis que hemos empezado el día cenando. No. Únicamente se ha modificado el orden de las actividades; Es decir, hemos empezado por el juego nocturno de día, y de esa manera un muy bien organizado juego de pistas ha atrapado la atención y el interés de nuestros chicos y chicas durante toda la mañana, intentando resolver pruebas y enigmas en busca de una solución que les permitiera ganar el juego.

Y además, nos ha permitido terminar las competiciones que por culpa de la lluvia no se habían completado.

Después de una de las suculentas comidas a las que nos tienen acostumbrados, el ratito de comunicación con la familia., luego, y porque ya los cuerpos lo van pidiendo cada vez más chicos y chicas disfrutan de una buena siesta, sueño reparador para continuar las actividades de la tarde. En esta ocasión, hora de talleres para completar la programación establecida y piscina y paseo. Por supuesto, en el día de hoy, se han cambiado los papeles: los que ayer visitaron Buitrago hoy se han bañado y los que ayer disfrutaron de la piscina, es decir, los pequeños, han visitado por el Buitrago mas añejo y paseado por las murallas que rodean esta bonita villa, dejando volar su imaginación como aguerridos arqueros y  arqueras defensores de su fortaleza

Después de cenar y como habíamos decidido que el día hoy fuese al revés lo hemos terminado como deberíamos haberlo empezado con las actividades deportivas. Hemos disfrutado de futbol y ultimate a la romántica luz de la luna y de 18 potentes focos más, y de baloncesto, de futbol sala…. En fin, una manera distinta y a una hora y temperatura ideal a la que ha sido muy apetecible hacerlo.

En fin, otro día genial.

Por cierto, como podéis ver algunos chicos y chicas se han animado a dormir al aire libre haciendo “vivac”.

Así han sido las cosas y así se las hemos contado.

 

LUNES PREHISTÓRICO

Como os adelantábamos ayer, hoy íbamos a viajar en el tiempo. Y así ha sido, pues hemos sido despertados por un grupo de hombres y mujeres Cromañón vestidos con sus “trajes regionales” y adornados con ejemplares pinturas de las que suelen hacer en el salón de sus cuevas.

A partir de ahí nos hemos solidarizado con ellos y nos hemos nuestras mejores galas prehistóricas con modelos de la casa Pedro Picapiedra, de la firma Pablo Mármol, de la boutique Roca y Ladrillo, y prendas prêt-à-porter de los grandes almacenes “El Corte Mamut”.

Bromas aparte nuestros chicos y chicas se han caracterizado para la ocasión como se pidió en su día y los monitores y monitoras han preparado una gymkana que ha hecho pasar un divertidísima mañana a todos los participantes.

Por las fotos podéis apreciar las distintas pruebas que se le he planteado. Las mejores, para ellos, las pasadas por agua.

Y hasta nos ha dado tiempo para terminar algunas finales de las pruebas “olímpicas” que hicimos ayer y que no nos había dado tiempo a finalizar.

Después hemos comido salmorejo y costillas a la barbacoa. ¡Para chuparse los dedos, y nunca mejor dicho…!

Después de usar los móviles y contactar con vosotros, se nos ha planteado un juego en el que había que conseguir-cazar la mayor cantidad posible de animales como exploradores y exploradoras avezados que teóricamente deberían ser los hombres de la prehistoria.

Y todo esto ha sido en lugar de los talleres, porque el que venía a cuento en un día como hoy no nos atrevíamos como podía haber sido encender fuego con palos y hojarasca, hacer instrumentos de piedra, curtir pieles… ¡Todo se andará en próximos campamentos! (Emoticono de risas).

Después de merendar, los grupos A, B y C han ido a la piscina a continuar con la diversión y el juego y los mayores de los grupos D y E han visitado Buitrago. También les ha gustado, por lo que ellos mismos han dicho.

Y para finalizar, el archiconocido juego de “LAS FIRMAS” que tanto gusta a nuestros chicos y chicas.

Como podéis apreciar, hoy tampoco ha llovido por lo que todo ha sido más divertido. Y para mañana más, pero al revés. ¡Ya veréis!

Así han sido las cosas y así se las hemos contado.

PLÁCIDO DOMINGO

Vaya una forma rara de empezar, pero es que como ha sido así, como que nos lo pedía el cuerpo…

Efectivamente, ha sido un plácido domingo con relación a la meteorología tan adversa que hemos tenido estos tres días atrás porque por lo que respecta a la actividad deportiva, ha sido verdaderamente trepidante: hoy hemos tenido unas auténticas olimpiadas. Por supuesto que adaptadas a nuestras necesidades, a nuestros niños y niñas y a nuestros gustos, pero unas auténticas olimpiadas por el espíritu competitivo, amistoso, limpio y de superación que ha reinado entre todos los participantes que han sido, no cabe duda, todos los niños y niñas de nuestro campamento que estaban en situación de practicar deporte. Una mañana, pues, de las que los propios niños y niñas han calificado como de las más divertidas.

Os dejamos una amplia variedad de fotos de las distintas pruebas que han realizado esta mañana.

El resto del día ha sido llevadero respecto a la temperatura ambiente y con los talleres y piscina que nos tienen programados los monitores. Bueno, ha habido una novedad y es que los chicos y chicas habían pedido a los monitores que les dejaran jugar con balones de fútbol y baloncesto durante el tiempo libre anterior a la cena. Y se les ha dejado. Y algunos no han parado. Después, en la cena, han repuesto fuerzas con unos burritos que nos han preparado y que verdaderamente estaban deliciosos. Ah, por cierto, que se ha merendado como en los tiempos de antes: pan y chocolate. ¡Qué rico!

El juego nocturno nos ha tenido cerca de una hora buscando, en grupos heterogéneos respecto a la edad, a “CADA OVEJA CON SU PAREJA”. Se lo han pasado bestial de bien, pero el cansancio les ha pasado factura al final y ya los desplazamientos eran andando. ¿El resultado final? Triple empate.

Y ahora a descansar. Bueno, antes tenemos que darles los últimos toques a la máquina del tiempo que nos trasladará mañana hasta la Prehistoria. Pero eso: mañana.

Así han sido las cosas y así se las hemos contado.

… Y EL SÁBADO TAMBIÉN, PERO MENOS.


Nos referimos a la lluvia. Hoy ha caído agua también. Menos, pero con la misma mala idea que los dos días anteriores.

Aunque nos han fastidiado parte de lo programado, sin embargo hemos podido “hacer vida en el exterior”. Hemos empezado las competiciones que se han quedado inconclusas por culpa de la dichosa lluvia, pero ya les hemos buscado el hueco en la programación de otros días para poder terminarlas.

Como no podíamos hacer ninguna tarea fuera, los monitores se las han ingeniado para montar un campeonato de juegos en el interior que han permitido que nuestros niños y niñas hayan terminado la mañana de forma animada.

Después de comernos una ensalada de lentejas (aquí tendría que venir un emoticono de esos con los ojos muy grandes) y filetes de lomo adobados, nos hemos retirado a nuestros aposentos los que han querido y los que no, han permanecido en la sala de juegos descansando con sus lecturas, conversaciones y juegos de mesa.

Hoy en los talleres hemos trabajado, por fin, con parte de la caja de zapatos. Y podemos decir que les ha gustado mucho. Y esta era la parte menos divertida. Ya os contaremos lo que hay.

Cuando hemos tomado la merienda, hemos ido a la piscina para darnos el chapuzón diario y practicar saltos y piruetas dentro de los límites que Marta, la socorrista de la instalación, nos permite.

Durante la cena podemos decir que han disfrutado de lo lindo pues había pizza de segundo plato. Como comprenderéis, ha sido del agrado de la mayoría.

Para los juegos nocturnos, se han preparado juegos fáciles, sin muchas reglas, pero divertidísimos que han hecho que las pocas fuerzas que quedaban se gastaran en las carreras  por encontrar al “zorro”, los mayores y al “escondite al revés”, los pequeños.

Y ahora, a descasar, a reponer fuerzas con el sueño reparador, que falta nos va a hacer mañana.

Así han sido las cosas y así se las hemos contado.

Y EL VIERNES… TAMBIÉN

Hablábamos ayer de la cantidad de agua que había caído y que, de alguna manera, nos había hecho modificar la programación. Y nos imaginábamos que hoy podía pasar lo mismo por lo que ya estábamos preparados. Pero lo de hoy, aquí en Buitrago, no era llover, ¡era mala idea! ¡Qué forma de caer agua! Hasta el punto de que se ha perdido en algunos momentos la posibilidad de ver más allá del centenar de metros.

Pero nosotros a lo nuestro: hoy era el día de preparar nuestro particular “¡TÚ SÍ QUE VALES!”. Y desde la mañana se han puesto los grupos que los niños y niñas han querido formar congregándose por afectividad, por amistad, y se han puesto manos a la obra confeccionando coreografías, parodias, chistes, anuncios…

Del mismo modo, y como ellos nos había transmitido que estaban algo cansados, hemos obviado también la hora de piscina; por eso y porque era imposible salir del edificio por la intensísima lluvia que en ese momento caía.

Y llegó el momento. Por las imágenes adjuntas podréis observar que la práctica totalidad de los niños y niñas de nuestro campamento ha participado en una noche memorable para algunos pues, como es sabido, algunos están en su último campamento y los monitores se lo han querido recordar con palabras llenas de cariño y agradecimiento.

Pero lo importante ha sido que hemos pasado dos sesiones (bien digo dos puesto que empezamos antes de la cena, y seguimos después de la misma) en las que como podréis observar nos lo hemos pasado genial.

En fin, un día sin carga deportiva, pero con enorme bagaje artístico.

Así han sido las cosas y así se las hemos contado.

JUEVES LLUVIOSO

Había amanecido nublado y presagiaba que podía llover. Además, lo sabíamos; pero nadie podía imaginarse que iba a caer lo que ha caído. No sabemos lo que ha llovido en Madrid, pero aquí, en Buitrago, ha caído como si no lo hubiera hecho nunca. Por entre la galería de fotos podéis apreciar en alguna la tromba de agua que ha regado todo esto.

A pesar de todo, no nos hemos amilanado y hemos cambiado de escenario para poder llevar a cabo el objetivo fundamental de este Campamento que no es otro que divertirnos haciendo ejercicio físico y el resto de objetivos que ya hemos enumerado en otras ocasiones.

Efectivamente, nos fuimos a la piscina y, a buen recaudo del agua que caía, disfrutamos del agua de la pila de baño y juegos de todo tipo y carreras y competiciones han hecho que la mañana haya pasado tan rápida como uno de los muchos relámpagos que han iluminado el techo de Buitrago.

Ensalada de judías blancas y pollo asado han permitido que con postre de melón o yogur hayamos podido reponer fuerzas para seguir, después del descanso pertinente, con los talleres que han poblado la clase de los más pequeños de peligrosísimas serpientes y adornar las muñecas de los alumnos y alumnas de los cursos superiores de Primaria con pulseras fáciles y distraídas de hacer. Los mayores han pasado el taller practicando inglés con su profe Pablo.

Después de merendar teníamos la oportunidad de volver a la piscina, pero una de las mejores trombas de agua que se han visto en mucho tiempo, impidió que pudiéramos salir del edificio por lo que el tiempo lo hemos dedicado a jugar al ping-pong, leer y charlar con los amigos y amigas. Y a arreglar las habitaciones. Ahí os dejamos unas instantáneas de cómo han quedado, con nuestros chicos y chicas en simpáticas poses.

Y cine. Porque el ambiente no daba hoy para más, por el fresquito que hacía, nos hemos metido en el salón de actos y hemos dado buena cuenta de lo que nos quedaba por ver del otro día y hemos empezado a ver “Lego Batman”. Pero Morfeo ha invadido el salón y nos hemos ido a acostar, que mañana será otro día.

Así han sido las cosas y así se las hemos contado.